Martes, 09 de febrero de 2016

El desconcierto es general. La desorientación de politólogos, tertulianos, analistas y entendidos en la materia, es mayúscula. La incredulidad se adueña de las históricas formaciones políticas y lobies de poder. Y todo apunta a que será asignatura obligada en buena parte de las universidades del mundo. Me refiero al fenómeno Podemos y su carismático líder Pablo Iglesias.

La aparición de la formación morada, produjo en si misma una auténtica revolución social y política. Porque su impresionante e increíble éxito no tiene parangón. Pero nada es fruto de la casualidad o fortuna, sino de un proyecto perfectamente estructurado que Podemosse sale de los cánones clásicos. Y es esto precisamente, lo que cogió en fuera de juego a los instalados en el poder y en el inmovilismo político. A los que piensan que el País es suyo, frente a los que juran que es de todos. A los que se envuelven en banderas y nacionalismos, ante los que creen en la diversidad política, social y cultural de una nación de naciones. Los que acuden al pueblo tan solo para validar con sus votos su poder, contra los que promulgan que tan solo el pueblo tiene el poder y deberá refrendar las grandes decisiones. Los que permanecen anclados a una Constitución en la que prevalecen sus privilegios, frente a los que promueven adaptarla a los nuevos tiempos y realidades.

Los "sabios" en la materia apuntan que Podemos y sus fundadores se aprovecharon de la indignación que formalizó el Movimiento 15M. Sin embargo otros apostamos que es el propio 15M el que nace de los planes de la que luego sería la formación morada. El extraordinario trabajo de estos proferosres universitarios solamente necesitaba el escenario preciso y necesario que les proporcionó la crisis financiera y de valores que arrasó y arrasa España. Y así promover un movimiento social de masas en la propia gente, en la ciudadanía, en las familias, en la individualidad y el colectivismo. Una base sólida y firme que huía de las clásicas ideologías del movimiento obrero y la lucha de clases. Cierto, que para "asaltar los cielos", necesitaban una clara diferenciación con cualquier formación política actual o pasada y la clave está en un reparto más justo de la riqueza y que los gobernantes tan solo son los administradores de la voz del pueblo. De ahí, "vengo a pediros trabajo", de Pablo Iglesias. Dejando sentado que "del Pueblo arriba, ninguno", pudiendo entenderlo como el fuego cruzado con la genial obra de Francisco de Rojas Zorrilla: "Del rey abajo, ninguno". Un poder transversal horizontal donde las decisiones y propuestas emanan de los Consejos Ciudadanos y las Asambleas Ciudadanas, orientándolas y ejecutándolas los líderes y el Consejo Político de la agrupación.

Ante tamaño desafío que propone Podemos, los "descolocados" se lanzan a una campaña mediática sin parangón. Populistas, antisistema, radicales, extremistas, comunistas, chavistas, bolivarianos, anticonstitucionalistas, proetarras, rupturistas de España, que si Irán, Venezuela, Grecia, que si Chaves, Maduro, ... son algunas de las perlas que le adjudican a la formación morada de Pablo Pablo IglesiasIglesias. Obviando, por ejemplo, que Irán está construído sobre una de las civilizaciones más ricas, sabias y próperas de la antigüedad. el Imperio Persa; que Grecia es el aladid de la Cultura de Ocidente o, Venezuela, que es la cuna de la descolonización de Hispano América y segunda patria para muchos de los españoles emigrantes. Resulta cómico y a la vez estrafalario los pocos recursos dialécticos y didácticos de todo ese feudo de opositores. Por desconocimiento sujetivo y miedo a algo nuevo que los supera y pone contra las cuerdas la democrácia oligárquica que han promovido y en la que han jugado. No hay que olvidar que estos "nobles" que nos han estado gobernando, cambiaron los escudos, lanzas y espadas de la Edad Media con las que armaban a sus "lacayos" para defender sus parcelas de poder, por las armaduras de los votos de sus "súbditos" para repartirse la tarta. Y tanto es así, que llevan al extremo más reprochable de poder que esa nueva arma les autoriza para todos sus desmanes, aunque en sus propuestas consultivas no aparezcan o simplemente salen en el guión cita tras cita para ganarse un puñado de votos.

Podemos representa la Democracia dentro de la Democracia. Una desligación con el propio poder vertical de partidos y gobiernos, dándole la soberanía al pueblo, a la gente, a los ciudadanos sin que nadie se quede atrás. Para ello y, escribía más arriba nada de casualidad o fortuna, sus fundadores prepararon sus tesis y teoría políticas en el mejor laboratorio político mundial la joven Sudamérica. Donde conviven toda una amalgama de pueblos y civilizaciones que buscan su identidad. Confrontándose, a distinción de otros lugares donde prácticamente fueron aniquilados, las poblaciones indígenas y las fruto de la colonización; las industrializadas y las agrícolas y ganaderas; las proglobalización de la economía y las de preservar los valores sociales y económicos identitarios. Para estos dirigentes de Podemos: Monedero, Iglesias y Errejónnuevos revolucionados de Podemos, muchos años de vivencias y conclusiones que enfrentaron a las muchas corrientes ideológicas y 
actores que en el tiempo han sido y son.  Basta darse una vuelta por los curriculums y trabajos de estos "agentes políticos" para valorar su apuesta. De todos esos movimientos ideológicos políticos, concluyeron que no todo vale y que tampoco no todo es desechable. Dando luz a una nueva corriente inédita, pero con unos fundamentos y bases sólidas que extiende sus raíces en el corazón de los movimientos de masas ciudadanas y se abraza como hiedras en las necesidades de las sociedades presentes y futuras.

Su debut en las elecciones para el Parlamento Europeo, además del fantástico éxito obtenido, nos explica muy bien como son los mimbres de la formación de Pablo Iglesias. Su vitupereado programa electoral por las huéstedes de la vieja clase política y mediática, demuestra "la descolocación" de las mismas. Porque la formación morada fue la única que presentó un programa anclado en las leyes y normativas que podía ejecutar la propia Unión Europea en sus competencias. De nuevo, en las elecciones Autonómicas y Municipales españolas, les acusaron de cambiar su programa, cuando volvían a dar una lección al proponer sobre las competencias que tienen estos organismos. Llegan las Elecciones Generales y vuelven a dar en el clavo al presentar un guión de propuestas nuevas dirigidas a la jurisdicción estatal. Todo medido y en su justo punto. Y si todo esto fuera poco, proyectaron su proyecto a grupos progresistas y reformistas de circunscriciones "locales" para en "confluencia" ganarse el respeto y apoyo de millones de ciudadanos. Copando los gobiernos de las ciudades más emblemáticas y colocándose, en tan solo dos años, como la tercera fuerza polítca del País, con más de cinco millones de votos. Si todo esto es mucho, añadanle que ganó en lugares tan especiales como Cataluña y País Vasco. Para hacerse el harakiri los que les defenestraban y auguraban un pobre porvenir. Y todo esto, "con todos contra Podemos". Bueno, todos no, el Pueblo hablo alto y claro.

Pablo Iglesias, iñigo Errejón, Monedero y compañía, no dan puntada sin hilo. Cuando sus adversarios vienen, ellos ya han ido y Las perlas de los medios mediáticosvenido varias veces. Pero eso necesita de una gran presencia mediática y manejar los tiempos con maestría. Y en esto, estos chavales de Podemos se mueven como pez en el agua. Sino les lanzan los anzuelos y dardos envenenados, los provocan siempre con una sonrisa y seria actitud que desarma las cañas y arcos de sus denostadores. Todas esas perlas que les dedican, son un potencial de influencia para ellos ante las masas ciudadanas. Porque saben como nadie, que esos "despreciables lacayos" ya no son los manejables de mediados del siglo pasado. Porque cuando en una sociedad, mayores de 60, 70 o 80 años, manejan ordenadores, teléfonos móviles, tables o ipads, es que culturalmene han cambiado y ya no son los "curas" o "señoritos" los que los dirigen, sino que tienen o se forman una opinión propia. Y Podemos contribuye dándoles por una parte, un protagonismo que nunca han tenido y, por otra, visión al verse en los propios parlamentarios de la formación morada su propia presencia en los organismos oficiales. Una larga taraea para Iglesias y los suyos que basan su éxito futuro en concienciar y reeducar a la gente en una nueva forma de hacer política. De ahí, que aparte de la excelencia de sus actuaciones individuales o colectivas en los medios de comunicación y el trato con la gente, no pierden ocasión para mostrar con gestos relevantes donde reside el poder de Podemos. Aparte de sus renuncias colectivas o personales de los privilegios y de sus propuestas "populistas", los morados firman con actuaciones épicas. Bescansa, toma el Congreso amamantando a su hijo; los parlamentarios "vestidos de diario"; Pablo en mangas de Iglesias, Errejón y Carolina Bescansa con su bebe en el Congresocamisa oficializando su visita al Rey y de pajarita y chaqué en la Gala de los Goyas, dejando claro a quien sirve y quien manda. Y abren telediarios y portadas de periódicos. Y ante un posible pacto de gobierno, marcan el territorio con una sublime entrega de proposición de gobierno al Rey y una "tendida de mano" al socialista Pedro Sánchez con un "izquierda o derecha, tu mismo". Si se va por la
derecha, el PSOE se devorará el mismo, si lo hace por la izquierda, la agonía será más lenta, pero le quedará que habrá aniquilado a los viejos lobos y que su sentido de estado fue cierto.

"Sonrían, sonrían que si se puede" causó furor en los corazones y pensamientos de la gente. Pero esto no es nada comparado con lo que disfrutaremos de estos "antisistema" que pretende democratizar la propia democracia. Y Ciudadanos y su líder Albert Rivera, se puede decir que son los "invitados de piedra" a esta obra que firmaría el propio Lope de Vega y su "Quién mató al comendador. Fuenteovejuna, Señor" o Cervantes, con su "Camina El Rey, Felipe VI, y Pablo IglesiasSancho, que la venta es buena". Porque Podemos nace de la misma esencia del Pueblo y se financia como buena parte de la gente, con ayuda de la propia gente. Mientras que Ciudadanos, con más recorrido, es un invento del capital y a sus miembros les gusta menearse entre la "clase privilegiada". La cara bonita del líder de la formación naranja y su juego de centralista y reformista, no será suficiente para sostenerlo y mucho menos para impulsarlo. Tanto, que Rivera ya apuesta por la renuncia de Rajoy y dar un poco de maquillaje al PP para fundirse en él y proyectarse como líder del partido de la gaviota. Por lo que, Pablo Iglesias y los suyos, a poco que lo hagan bien, podrán pescar desde la izquierda (centralistas) del PP hasta la extrema izquierda. Y todos se sentirán agusto, porque no hay mayor compromiso que la confluencia y respeto de las ideas dentro de una misma familia. Y no olvidemos, que la "familia" es el epicentro de cualquier civilización. Dijo César, "Alea iacta est". Podemos puede que añada, "Veni, vidi, vici".


Tags: Podemos, Pablo Iglesias, Si se puede, Iñigo Errejon, Bescansa, Monedero, asamblea ciudadana

Publicado por Fransaval @ 21:40
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios