Domingo, 16 de agosto de 2015

Cuentan que un tal Ícaro quiso volar hasta El Sol pero como sus alas eran de cera, se derritieron y cayó. Desde luego no estuvo mal el intento aunque el resultado final no fuera el que deseaba el bueno de Ícaro. En el fondo, la humanidad que le impulsó le enseñó a su vez que no todos los objetivos son posibles, pero debe intentarse. Pues volando o caminando, imaginemos que alcanzamos El Sol.
Camino de VidaEso es la hermosa vida que nos regalaron, un intento tras otro que nos llevan a superar todos los escollos del caminar por este maravilloso Planeta Azul. En si misma, la propia vida es la coalición de muchos intentos en eso que llaman Evolución. Hasta construir este guapo armazón que nos identifica y desplaza por el Mundo. Como otros sinfínes de armazones que constituyen todo lo que nos rodea y compartimos.
A veces, las circunstancias golpean nuestro ánimo y creemos que es mejor rendirnos. E incluso pone en duda toda fe en lo material y espiritual. Son momentos tangibles y propios de nuestro ser. Como lo es la voz interior que nos anima a levantarnos y volver intentarlo otra vez... y otra vez más...Porque el punto final no es fruto de la casualidad y si de una realidad construida en el tiempo y quien sabe si a través de muchas fases en el Universo.
Mis amigos, son tiempos de cambio; momentos de mirar nuestra humanidad y mejorarla; instantes de valorar y respetar todo lo que nos rodea y que nos conforma a nosotros mismos, tiempos de intentarlo una y otra vez para hacer... que la vida pueda ser maravillosa...
Que la fuerza empuje nuestros corazones hacia el horizonte de la amistad, el amor, la justicia y la solidaridad... Al fin y al cabo, somos un buen intento..


Tags: Ícaro, volar, vida, alas, sol, intentar, libertad

Publicado por Fransaval @ 4:07
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios