Domingo, 16 de agosto de 2015

Llegó el momento de ser líderes cada uno de su propio destino, de su futuro. De mirarse, conocerse, valorarse y potenciar todo lo bueno que hay en nuestro interior. De dejar de alienarse y ser cómplices de los que nos gobiernan desenmascarando sus patrañas. Dirigentes títeres y sicarios de los poderes oscuros que les compensan haciéndoles creer que serán uno de ellos por llevar adelante sus planes, pero jamás serán de su clan. Clan diabólico y apóstata de las virtudes humanas. Por lo que es la hora de decir basta e iniciar la El Bien y El Malrevolución pacífica como líderes individuales formando un colectivo con los que creen en los pilares del amor y la solidaridad. Porque tenemos alma, espíritu y no importa a donde va, si es inmortal o no, porque ella es la despensa del amor y la que nos creó y construyó este maravilloso Hogar en el que vivimos.
El mundo camina hacia una nueva esclavitud con líneas maestras diseñadas y planificadas por los que de verdad ostentan el poder económico y político. Fuerzas ocultas deshumanizadas y psicópatas que juegan a ser dios dirigiéndonos hacia una sociedad que tan solo sirva a sus planes. Privándonos de voluntad, fe y convirtiéndonos en sumisos agradecidos con las migajas que nos tiran. Y tanto es así, que los políticos ya no miran hacia el voto del pueblo y les sirven descaradamente infundiendo el miedo, la coacción y el dolor para aplicar las normas que regirán el nuevo mundo, su mundo.
La brutal y terrorífica crisis que esos seres del inframundo han creado, es una colosal bomba aniquiladora de cuatro décadas en la que los humildes de corazón luchamos por ser personas y creímos que éramos personas. Pero la auténtica bomba atómica desintegradora de la actual sociedad está por llegar. Lo hará muy pronto y el crac financiero llevará a la desesperación a cientos de millones de hogares en todo el mundo. Incluso puede ser el anfiteatro de la III Guerra Mundial. Así lo quieren ellos, seres insensibles que llenan sus arcas con el dolor ajeno. Y si aún eres de los que crees a los políticos, que la crisis está superada, prepárate o preparémonos porque no será una bofetada sino una paliza en toda regla.
Estos seres que nos mueven como marionetas, yo no sé si son terrestres o no, si son humanos o no, si son los enviados del Imperio del Mal o no, pero si sé que existen, que están ahí como tú o yo. Ellos derribaron las Torres Gemelas, el centro financiero mundial. Ellos atacan Irak. Ellos crean La Primavera Árabe. Ellos desestabilizan Ucrania y masacran Gaza. Ellos colocan a nuestros presidentes, nuestros gobiernos títeres, imponen dictadores y ellos acabaron con el Movimiento Hippy de los 60 y 70 suministrándoles las drogas. Y ellos acabarán con los contestatarios del 11M y movimientos similares, pues mejor organizados en sus instituciones que como revolucionarios libres en las calles. ¿Por qué? Porque su modelo de sociedad capitalista y global ha fallado, ya no les vale. Y ahora apuestan por una sociedad sin conciencia, sin futuro, sumisa y esclava de sus decisiones.
Mis amigos, he aprendido del mundo lo bueno y malo que hay en él. Y sé que tan solo la fuerza del amor, la solidaridad, la libertad, la voluntad, la fe, la esperanza pueden escribir un futuro nuevo y mejor si somos nuestros propios líderes unidos en un inmenso colectivo buscando la nueva frontera. Lo que de verdad les aterroriza y preocupa a estos deshumanizados y psicópatas del poder y el dinero. Y entonces, serán derrotados y la vida comenzará a ser maravillosa.


Tags: líder, revolución, pacífica, destino, país, nación, libertad

Publicado por Fransaval @ 3:58
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios