Domingo, 16 de agosto de 2015

No anhelo siete vidas como los gatos porque me conformo con la que me ha tocado vivir. Con sus idas y venidas. Con sus errores y aciertos. Con... Ni siquiera me planteo aquello de "Si pudiera volver a los ¿? sabiendo lo que sé" No, si tuviera esa oportunidad sería con El felino que hay en milo propio de los ¿? años, porque cada tiempo tiene su momento y cada momento es único e irrepetible.. Y es precisamente ese desconocimiento el que los hace tan especiales.
Sin embargo, el felino que hay en mi, en todos, intenta ser libre, independiente y al mismo tiempo cariñoso, sociable. Conquistar sitios imposibles y acariciar la luna, sonreír a las estrellas y escabullirme en la noche. Besar el día con un suave ronroneo y dar sin esperar nada a cambio. Erguirme orgulloso ante las dificultades de la vida y sacar las garras ante la injusticia. Enseñar los colmillos advirtiendo que lo que no quiero para mi, tampoco lo deseo para los otros.
Si amigos, ese maravilloso felino que corre por nuestras venas es la esencia misma de la supervivencia, de la oportunidad bien entendida, El alma que debe mover a la humanidad bajo los prismas del progreso, solidaridad y libertad. Y quien mejor que los gatos pueden decir aquello de... que la vida puede ser maravillosa.


Tags: libertad, solidaridad, vida, maravillosa, felino, humanos, solidarios

Publicado por Fransaval @ 2:55
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios