Lunes, 17 de diciembre de 2012
Una de las muchas obras que leí fue "El viejo y el mar", de Ernest Hemingway. Una maravilla. La constancia, el sacrificio, la fe y el respeto al rival se dan la mano en el retrato de una épica aventura que ocurre todos los días.
El viejo y el mar, Hernest Hemingwey
La lucha, la exigencia y la tenacidad por superar retos que la vida nos pone en el camino. Pero, sobre todo, que cualquier edad no es excusa para dejarse llevar y mirar de frente el destino.
Que en ese combate que libramos cada día, el triunfo no está en levantar el trofeo sino en el empeño y las ganas de conseguirlo. Y serán muchos los duros adversarios, como el Viejo, que la senda nos irá descubriendo.
Y cada asalto ganado a los puntos, edificará una senda que al final de los días la vida nos pueda parecer maravillosa.
Besos y abrazos, mis [email protected] [email protected] bip bip...

Tags: gruta, lobo, viejo, mar, hernest, hemingwey, vida

Publicado por Fransaval @ 20:14
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios