Lunes, 17 de diciembre de 2012
Algunas veces nos rendimos, clamamos porque nos rescaten y las lágrimas fluyen arrancadas del alma. En esos momentos sentimos la soledad como hiedra enroscada al corazón. Y un <no puedo más> se escapa frente al espejo de la vida y crees que nada paga la pena. Nos equivocamos. Postal navideñaPues está todo un mundo de amigos a quien abrazar. Los que nos animan a que no tiremos la toalla, los que leen las palabras
que mandamos en etéreos mensajes electrónicos y ven en código morse el lamento: rescátame.
Están los vientos y lluvias del invierno que acarician nuestra cara; los campos en flor de la primavera que gritan tenéis vida; las huertas y las inmensas llanuras de trigo del verano como una loa a nuestra existencia, y los hermosos días grises del otoño como una promesa al renacer diario. Están los libros, los versos de amor, las noches dulces que alimentan nuestros recuerdos. Está el sol que no logras ver en la noche y la luna que se esconde tras el horizonte, pero están ahí.
Y gritan para que les escuchemos más allá de la distancia y el tiempo. Pues cuando todo se derrumba, quedamos nosotros, tu, el, ella… Es momento de tocarse la piel. No somos mentira. Nosotros y todo lo que amamos, la única verdad que podemos proclamar sin temor. Clamemos nuestra verdad delante del café que dibuja ojos de luz y escribe letras de quimera. Cuando nada queda, quedamos nosotros, tu, el, ella…, con nuestras virtudes y defectos, tan humanos e indefensos. Frente al espejo, abrázate.
En este mundo donde los hipócritas son columnas del ejército de maleantes, en este tiempo de descrédito de los salvadores, debemos saber que los generosos, solidarios, desprendidos, desinteresados y espléndidos también somos batallones.
Dar un fértil objetivo a la vida es vivir para los otros. Porque entonces nos daremos cuenta y comprenderemos el valor que en verdad tiene el darse a los otros antes que a uno mismo y ya no precisaremos el rescate. No somos náufragos, porque los auténticos no tienen a quien abrazar. Y descubriremos en cada instante… que la vida puede ser maravillosa.
FELIZ PRELUDIO Y FIESTAS DE NAVIDAD, mis [email protected] [email protected] bip bip… Besos y abrazos.

Tags: gruta, lobos, navidad, pensamiento, vida, maravillosa, amigos

Publicado por Fransaval @ 19:32
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios

No rendirse, es la manera de poder triunfar.

Publicado por Fransaval
Domingo, 30 de diciembre de 2012 | 23:09