Lunes, 17 de diciembre de 2012
Se decapitó, la voluntad de vivir se la habían hecho añicos mensaje tras mensaje. Por lo que creyó que cumplía un mandato supremo para limpiar su culpa. Lo hizo limpiamente, sin hachas, espadas o guillotina. Tan
Lobossolo gritó, ¡me dacapito! No fuera que se enfadaran o le cobraran a sus herederos el trabajo. Y vió nubes de mariposas, golondrinas y vencejos. Campos floreados y jardines de azucenas. Unos cuervos y buitres en lo alto del acantilado que parecían decirle, ¡hiciste bien! Pero no, tan hermosos amigos no podían pensar aquello.
Y en su nuevo recorrido observó los caros trajes y la sonrisa socarrona y maliciosa de aquellos que en un gigantesto tablero de ajedrez movia millones de peones. No, no había sobre el cuadrilátero reyes, álfiles, caballos y torres. Tan solo peones que también se decapitaban. Pensó que tenía que avisarles y corrió a buscar su cabeza. Ya la habían puesto a buen recaudo, todo lo tenían previsto. Acongojado, miró de nuevo el tablero con la pena que le oprimía el corazón. Quería ser de nuevo un peón y saltar del tablero para aniquilar a aquellos que lo gobernaban. Gritar es tiempo de insurrección. Y vió como algunos, muchos se rebelaban y mordía los dedos que intentaban manejarlos. Sonrió, quizás su equivocado sacrificio no habia sido inútil. Porque otros no escuchaban los mensajes que le habían llevado a él a tal situación. Y entonces, ... la vida podría ser maravillosa.
Si, mis [email protected] [email protected] bip bip, no seamos rehenes de esos lobos (que no lo son y perdonen los buenos de nuestros amigos) que un día si y otro también quieren que seamos peones decapitados y por tanto sin voluntad. Besos y abrazos...

Tags: lobo, pensamientos, caverna, vida, maravillosa, planeta, amigos

Publicado por Fransaval @ 19:11
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios

Cuando un pueblo pierde la voluntad de luchar, está condenado a perder su libertad.

Publicado por Fransaval
Domingo, 30 de diciembre de 2012 | 23:08