Lunes, 07 de noviembre de 2011

Sumérgete en los lóbregos fondos marinos de la bahía de Sodwana, Sudáfrica, con el biólogo Laurent Ballesta y contempla un insólito «pez fósil» viviente.

Celacanto
A lo largo de 95 horas de inmersiones, el fotógrafo y su equipo nadaron un total de 81 minutos al lado de cuatro celacantos. Los peces son fáciles de distinguir por unas características marcas blancas.

Nadadores arcaicos

     Se creía que el celacanto se había extinguido junto con los dinosaurios. Redescubierto en 1938, aquí lo vemos en un inusual reportaje fotográfico.

     No todos los días aparece un fósil viviente en las redes de un pescador. Pero así sucedió en 1938, cuando Marjorie Courtenay-Latimer, conservadora de un museo sudafricano, observó una insólita criatura con gruesas escamas, extrañas aletas y un lóbulo de más en la aleta caudal, entre una captura de peces corrientes. Aunque no lo supo de inmediato, había redescubierto el celacanto, que se creía extinguido desde finales del cretácico pero que en realidad sobrevivió a muchos de sus coetáneos prehistóricos y había seguido habitando las profundidades del océano, imperturbable –e invisible– durante milenios.

Equipo de expedicción en busca del Celacanto
El equipo de la expedición efectuó 21 inmersiones profundas en cuatro semanas, pero sólo encontró celacantos en seis ocasiones. Estos animales nocturnos pasan el día escondidos en cuevas submarinas del área de la bahía de Sodwana, en Sudáfrica, a profundidades de entre 95 y 120 metros. Por la noche salen en busca de peces, calamares y pulpos para alimentarse.

Latimeria chalumnae.     Los celacantimorfos (Coelacanthimorpha) o celacantos son peces de aletas lobuladas (Sarcopterigios) que se creían extintos (se trata también por tanto de un relicto) desde el período Cretácico hasta que, en 1938, un ejemplar vivo fue capturado en la costa oriental de Sudáfrica. Y otra especie que se localizó en Célebes (Indonesia) en 1998.
     Junto con los peces pulmonados, son los seres vivos marinos más cercanos de los vertebrados terrestres. Aparecieron en el período Devónico (hace 400 millones de años), aunque la mayor cantidad de restos fosilizados pertenecen al período Carbonífero (hace 350 millones de años).

Los ojos del Celacanto
El celacanto tiene una capa cristalina detrás de la retina que refleja la luz como un espejo, una ventaja en las oscuras aguas del océano.

Celacanto     El 22 de diciembre de 1938 se descubrió el primer ejemplar contemporáneo de este grupo fósil, 80 millones de años después del último registro fósil en que aparecían ejemplares de este grupo. Fue capturado por pescadores a unos 60 metros de profundidad ante la desembocadura del río Chalumna, en el Sur de África. Medía 1,5 metros de longitud y pesaba unos 50 kg. Fue desembarcado en el puerto de East London, en la República de Sudáfrica.
     El ejemplar fue analizado por J. L. B. Smith, de la Rhodes University de Grahamstown (Sudáfrica), que concluyó que se trataba de un ejemplar perteneciente al grupo de los celacantos. Lo llamó Latimeria chalumnae, haciendo referencia al río Chalumna, y referenciando en el nombre genérico a la conservadora del museo de East London, Marjorie Courtenay-Latimer, que le envió el ejemplar junto a una serie de dibujos al darse cuenta de la rareza del animal. Los dibujos se convirtieron en algo fundamental, al conservarse únicamente el esqueleto al llegar a manos de Smith.

Aleta dorsal del Celacanto
La primera aleta dorsal, semejante a una vela, le proporciona estabilidad mientras nada. El lóbulo extra de la aleta caudal, exclusivo de los celacantos, se puede ver en los ejemplares actuales y en los fósiles de hace millones de años.

Celacanto     Smith puso carteles en varios idiomas por las costas del Sudeste africano para intentar conseguir otros ejemplares. En 1952, un capitán mercante obtuvo un ejemplar capturado por un pescador en las islas Comores, situadas en el Océano Índico, entre Madagascar y Mozambique. Estas quedan a 2500 km de Sudáfrica, y no había vuelos regulares. Smith se desplazó hasta allí con un avión de la fuerza aérea sudafricana, tras convencer de la importancia científica del hecho al primer ministro de Sudáfrica. Gracias a esta rapidez en el transporte, en este segundo ejemplar ya se pudo realizar un análisis interno.
     En 1987 se tomaron las primeras imágenes submarinas del Celacanto en su medio natural, mediante un sumergible. Fue realizada por M. N. Brenton (del instituto J. L. B. Smith de ictiología) y Hans Fricke, y patrocinada por la National Geographic Society, y por la revista alemana Geo.

Fósil de Celacanto
Bautizado por un naturalista del siglo XIX con un nombre que en griego significa «espina hueca» (por las espinas que forman parte de la estructura de sus aletas), el celacanto, de aspecto prehistórico, puede medir hasta 2 metros de largo y pesar casi 90 kilos.

Celacanto     En 1998 Mark V. Erdmann, biólogo de la Universidad de Berkeley encontró Celacantos en las Islas Célebes a casi 10.000 kilómetros de distancia de las Islas Comores. Esto demostró que la región donde habitan es muy amplia. Tras este descubrimiento, se han descubierto otras poblaciones a lo largo del Océano Índico y mares interiores.
     En la actualidad, se han capturado numerosos ejemplares en las zonas próximas a las dos islas del archipiélago de las Comores, así como en las Célebes (Indonesia), Kenya, Tanzania, Mozambique, Madagascar, Islas Célebes y en el St. Lucia Wetland Park (Sudáfrica). Incluso se han citado casos de ejemplares diferentes, algunos con bioluminiscencia. El problema del estudio de estos ejemplares estaba en que reventaban a menudo debido a las diferencias de presión, y las muestras eran muy defectuosas.

Celacanto de frente
Los movimientos lentos y gráciles del celacanto recuerdan el paso cruzado de los tetrápodos. Primero mueve la aleta pectoral izquierda y la pélvica derecha, y después la pectoral derecha y la pélvica izquierda. En esta expedición los peces no prestaron atención a los humanos, menos el de la fotografía. «Aquí es cuando intentó sonreírme», dice el fotógrafo Laurent Ballesta.

     En la actualidad se han identificado dos especies, la descubierta en 1938: el celacanto de las Comores Latimeria chalumnae; y la de 1998: el celacanto indonesio Latimeria menadoensis, son poblaciones consideradas muy vulnerables. A pesar de ser parientes de los Calendario histórico del Celacantoantiguos celacantos, tienen un modo de vida muy diferente a estos, y se han adaptado a vivir a grandes profundidades en nichos ecológicos que les han dado una oportunidad frente a los modernos Teleósteos.
     Pueden alcanzar el metro y medio de longitud y pesar más de 68 kg, con coloraciones variables entre parduzco (el asiático) y azul intenso (el africano). A diferencia de la mayoría de los peces óseos, tiene aletas lobuladas carnosas recubiertas de escamas en la base de las aletas pares. Las dos especies supervivientes son marinas, y viven cada una en aguas profundas de Indonesia e Islas Comores.
     No se conoce con exactitud su comportamiento reproductivo. Se cree que la madurez sexual no ocurre antes de los 20 años. La forma de reproducción es ovovivípara, con fecundación interna, y huevos que llegan a medir 10 cm de largo y pesar hasta 300 g. El período de gestación es de alrededor de 13 meses tras el cual la hembra da a luz entre 5 y 25 crías bastante desarrolladas, capaces de sobrevivir, sobre las cuales no se realiza ningún tipo de cuidado parental.
     Son peces depredadores. Durante el día habitan en cuevas situadas en zonas profundas (de 150 a 300 m), subiendo por las noches a la superficie, donde se alimentan de peces de arrecife.

Fuentes: National Geographic: (Por Carolyn Butler. Fotografías de Laurent Ballesta). Wikipedia, Imágenes Google y aportaciones propias.


Tags: Celacanto, Cretacio, Prehistorico, aleta, fosil

Publicado por Fransaval @ 3:13
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios

Aquí este trabajo sobre este ser prehistórico que se creía extinguido. Espero que les guste y ayude.

Publicado por Fransaval
Lunes, 07 de noviembre de 2011 | 3:21
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 01 de agosto de 2012 | 15:04