Martes, 07 de diciembre de 2010
La libertad, Sancho, es uno de los m?s preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, as? como por la honra, se puede y debe aventurar la vida.
Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616). Escritor espa?ol
Quienes son capaces de renunciar a la libertad esencial a cambio de una peque?a seguridad transitoria, no son merecedores ni de la libertad ni de la seguridad.
Benjam?n Franklin (1706-1790). Estadista y cient?fico estadounidense.
?
Alfredo P?rez Rubalcaba, vicepresidente espa?ol Jos? Luis Rodr?guez Zapatero, presidente de Espa?a Jos? Blanco, vicepresidente y ministro de fomento del Gobierno de Espa?a

Uno no sale de su asombro e indignaci?n por las medidas tomadas por el gobierno espa?ol para reventar el caos generado por las leg?timas reivindicaciones de los controladores a?reos. Decretar el ?estado de alarma? con la consiguiente militarizaci?n de este grupo de trabajadores es m?s propio de reg?menes Constituci?n Espa?oladictatoriales que de aquellos que se dicen democr?ticos. Una pu?alada en el coraz?n de la Constituci?n espa?ola con la que se pretende ?domesticar? a?n m?s a una ciudadan?a que el estado tutela en todas sus vertientes.

Si esta imposici?n del ?estado de alarma? se lleva a cabo a finales de la d?cada de los setenta o principios de la de los ochenta del siglo pasado, la de por aquel entonces sensible poblaci?n espa?ola habr?a hecho temblar los cimientos de esta naci?n. Pero ahora, en un estado de prohibiciones y tutelar, todo vale y el silencio parece la mejor respuesta. Con los medios de comunicaci?n en el bolsillo, ni uno solo se atrevi? o atreve a cuestionar esta medida, con una clase pol?tica m?s pendiente del poder que del bienestar de los ciudadanos, con unos sindicatos domesticados y subvencionados, y con un poder econ?mico generador de la crisis para acabar con la clase media y hacerse con su dinero, el gobierno aplica una medida anticonstitucional y que es un aviso a navegantes para que el que se mueva ya sabe lo que le espera.

Fundamentos jur?dicos
Digo ?anticonstitucional?, y agrego inconstitucional e ilegal, porque la declaraci?n de una Controlador a?reomedida tan excepcional como es ?el estado de alarma? tiene que estar suficientemente motivada. Lo que en m? despierta una profunda y honda preocupaci?n, ya que el art?culo 4.c) de la Ley Org?nica de Estados de Alarma, Excepci?n y Sitio se fundamenta para tal declaraci?n cuando se produce la paralizaci?n de servicios p?blicos esenciales, pero que exige, tambi?n, algo que en este caso manifiestamente no se ha dado: que concurran, adem?s, algunas circunstancias contenidas en el propio precepto ? calamidades p?blica de car?cter natural o accidentes de gran magnitud, crisis sanitarias o situaciones de desabastecimiento de productos de primera necesidad -. Por lo que es esa no concurrencia convierte, de hecho, y seg?n la doctrina constitucional m?s acreditada, la declaraci?n en ilegal.

Si por s? ya es grav?simo, lo es mucho m?s que el Gobierno haya optado en su declaraci?n por decretar la movilizaci?n de los controladores y por echar mano de una ley preconstitucional, la de navegaci?n a?rea de 1960, para someterlos a la jurisdicci?n militar. Sometimiento que vulnera con toda claridad la taxativa prescripci?n contenida en el art?culo 117.5 de la Constituci?n , <<el ejercicio de la jurisdicci?n militar solo cabe en el ?mbito estrictamente castrense y en supuestos de sitio >>. En coherencia con tal limitaci?n, la ley de estados excepcionales prev? que s?lo bajo el estado de sitio puede el Congreso de los Diputados ? nunca el Gobierno por decreto ? determinar que delitos quedan sometidos a la jurisdicci?n castrense (art. 35). El magistrado Pedro Cruz Villal?n, ex presidente del Tribunal Constitucional, lo deja claro en ?Estados excepcionales y suspensi?n de garant?as?, Tecnos, Madrid, 1984, p?gina 80", donde declara, <<la inviabilidad de la pretensi?n de someter a la jurisdicci?n militar a los ciudadanos no militares en base al estado de alarma>>.

Fundamentos hist?ricos
En un pa?s donde el deporte nacional es la envidia, resulta f?cil poner a la ciudadan?a contra un colectivo de trabajadores a los que se tilda de Jos? Mar?a Aznar, ex presidente de Espa?a?privilegiados?. 2100 controladores directos, m?s otros 300 en tareas administrativas, a los que se les culpa de sueldos astron?micos y no se nombra su alta cualificaci?n intelectual, la grand?sima responsabilidad en el desempe?o de sus funciones y los someros controles f?sicos y mentales para optar y ejercer su profesi?n. Tanto es as? que en ning?n momento se nos dice que su salario est? fijado en 140.000 ? anuales y se nos bombardea con que ganan 400, 600 mil e incluso alguno de ellos 1 mill?n de euros. Ante esta informaci?n la respuesta popular los vilipendia y los coloca bajo ?sospecha?. Pero no se cuestiona que pol?ticos sin responsabilidades directas de gobernaci?n superen los 200 mil euros por desempe?ar varios cargos.

Los controladores a?reos, al igual que cualquier otro colectivo de trabajadores, tienen sus problemas, que en su mayor?a vienen motivados por la falta de sensibilidad, en este caso de la administraci?n del estado, para resolverlos. Pues la ?huelga salvaje? como la denominan el Gobierno y sus ac?litos ? si fuera cuesti?n del Gobierno ser?an ?efectos colaterales? ? tiene sus ra?ces en que los salarios les fueron reducidos en un 40%, aplic?ndoles 1.670 horas de trabajo anuales, la suspensi?n en el pasado verano de las vacaciones y por la iniciativa de privatizar los aeropuertos ? el del Prat y Barajas ya est?n en n?mina ? con la consiguiente p?rdida del estatus de funcionarios. Es obvio decir que cualquier huelga acarrea problemas a la ciudadan?a, pero de eso se trata ya que sino qui?n les har?a caso a los huelguistas. Siendo adem?s la huelga un derecho constitucional.

Para m?s abundancia, en 1999 con el PP y el Sr. Aznar en el poder, firmaron el convenio colectivo que desde su vencimiento en 2004 se cuestiona. En ?ste se recoge un salario de 140.000 euros, que se dispara con el precio de las horas extras y las sustituciones, por los altos costes pactados, hasta esas cantidades que a la inmensa mayor?a de los trabajadores y ciudadanos les parecen excesivos. Lo que sirve para que el Gobierno se sienta legitimado para ?perseguir? a este colectivo. Cuando lo l?gico ser?a sentarse a negociar y sentar las bases de una nueva relaci?n contractual que satisfaga a las partes. Por lo que las propias medidas tomadas convirtieron a este grupo en un polvor?n que degener? en el conflicto de los ?ltimos d?as con el cierre del espacio a?reo espa?ol y la ilegal medida aplicada por el Gobierno. Que por mucho que ?l y el principal partido de la oposici?n quieran legitimar en la irracional respuesta de los controladores, su fundamento ?ltimo radica en el decretazo anterior y en un estado tutelar que quiere controlar hasta el pensamiento.

Fundamentos sociales
En un estado en el que se proh?be todo aquello a lo que los ciudadanos por su propio albedr?o tienen derecho y se prima en base a la Parlamento espa?olprotecci?n la recaudaci?n, la declaraci?n del ?estado de alarma? es un atentado m?s a la libertad y si me permiten ?terrorismo de estado?. Un ejemplo de esto es que los agentes de tr?fico por prestar un servicio de socorro ? aver?a de un veh?culo o un accidente ? tienen 1 punto para su productividad, mientras que por una multa suman 4 puntos. Que son, ?nuestros protectores o meros recaudadores del estado? La respuesta es bastante clara y si no alcanzan los objetivos, son sancionados.

Si yo tengo derecho a decidir sobre la vida ? caso del aborto -, porque no soy qui?n para poder fumar, beber?, pero no, nos tienen que tutelar y prohib?rnoslo porque somos unos ?irresponsables e inconscientes?. Y si decido ir a la huelga para reclamar mis derechos, pues a partir de ahora est?n anunciando que nos pueden coartar ese derecho. Ni en un momento tan delicado como fue el golpe de estado de Tejero y compa??a se acudi? a un estado de excepci?n. Pero que los controladores lleven al caos un pa?s por la negligencia e ineptitud del propio Gobierno, es un atentado contra los viajeros, contra la ciudadan?a y contra Espa?a que da una penosa imagen en el extranjero.

Los espa?oles aplauden, por esas razones, la mano dura en base a que sirve para resolver los problemas que injustamente les afectan. Pero aplauden m?s a?n que los gobernantes act?en con prudencia y responsabilidad para no tener que aplicar la mano dura, sobre todo si ello da lugar, como ha sucedido en este caso, a una vulneraci?n de la ley y de la Constituci?n. Hubiera sido infinitamente mejor para todos y para nuestro Estado de derecho no dejar pudrir el conflicto en el a?o largo que ha habido para ello que recurrir a una militarizaci?n, que recuerda pr?cticas hist?ricas felizmente superadas y que la Constituci?n quiso que nunca m?s se repitieran. Hasta ahora se hab?a conseguido y ya sabemos, <<el que a hierro mata, a hierro muere>>.


Tags: Estado de alarma, controladores aéreos, Constitución Española, decreto, libertad, democracia

Publicado por Fransaval @ 10:33
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios

Buen post

Publicado por Invitado
Martes, 07 de diciembre de 2010 | 10:41

Puede que estén de acuerdo o no, pero la LIBERTAD es un don tan hermoso y preciado al que no debemos renunciar jamás.

Publicado por Fransaval
Martes, 07 de diciembre de 2010 | 11:04

Muy de acuerdo en todo. Creo que muchas personas deberían leer lo que escribes porque objetivamente es la pura verdad.

Los envidiosos o afectados por no poder disfrutar del puente, no pensarán lo mismo. Así es la fauna de este país.

Publicado por Always Candy
Martes, 07 de diciembre de 2010 | 21:54