Jueves, 25 de noviembre de 2010


Ana Mar?a Matute ha sido galardonada con el Premio Cervantes. La escritora catalana se convierte en la tercera mujer que recibe el m?ximo galard?n de las letras espa?olas. Fotograf?a: ANDREU DALMAU | EFE

Cristian ReinoPREMIO CERVANTES
Ana Mar?a Matute, ganadora del Cervantes: ?Soy enormemente feliz?
Autor: Cristian Reino

La autora es una de las voces que mejor han recreado las ilusiones y decepciones de la infancia y adolescencia.
La escritora catalana se convierte en la tercera mujer que recibe el m?ximo galard?n de las letras espa?olas.

Lo quer?a. Lo a?oraba. Lo deseaba. Por fin se lo han dado. Ana Mar?a Matute, de 85 a?os, siempre declaraba en todas las entrevistas que le parec?a una gran injusticia que solo dos mujeres hubieran ganado el Premio Cervantes. A partir de ahora ya son tres y, seg?n la barcelonesa, puede que esa deuda hist?rica se est? empezando a reparar. ?Eso del machismo ya queda lejos, se est?n dando pasos, como en la Real Academia o en el Cervantes?, dijo. La autora de Olvidado rey Gud? escribi? ayer su nombre con letras de oro en el Olimpo de la literatura hispana. Como afirm? el reciente nobel de literatura, Mario Vargas Llosa, ?Matute merec?a haber recibido ese premio hace mucho tiempo?.La buena nueva se la comunic? en casa su editor, Emilio Rosales. ?No me lo esperaba, me hab?an dicho que estaba en la lista y me hac?a ilusi?n, pero no me quer?a hacer demasiadas ilusiones por si no me lo daban, porque hay muchos que tambi?n se lo Ana Mar?a Matute, de jovenmerecen?, argument?. ?Me siento enormemente emocionada, content?sima?, dijo. ?Me han dado -a?adi?- un premio que me encanta?. ?Ahora puedo decirlo: soy enormemente feliz?, asegur? con una sonrisa de oreja a oreja alguien que durante mucho tiempo no pudo decir que la existencia fuera de color de rosa. ?No todo en la vida son p?talos de flor, ni mucho menos?.
Fr?gil como un ni?o, hab?a sido candidata al m?ximo galard?n de las letras espa?olas en unas cuantas ocasiones, lo que le hab?a hecho perder la esperanza. ?Soy un poco pesimista?, dijo. Pero este a?o era distinto. ?No sab?a ni cu?ndo se fallaba, porque no cre?a que me lo pudieran dar, aunque este a?o me llegaban m?s ecos?, afirm?. ?Puede que este a?o s? pens?. A lo mejor no soy tan mala?, dijo entre risas una Matute que reconoci? que durante la noche anterior no pudo dormir de los ?nervios?.

Dickens, Chejov y Dostoievski
Matute se une as? a Dulce Mar?a Loynaz y Mar?a Zambrano como ganadora del Cervantes, Esa ni?a llamada Ana Mar?a Matuteuna distinci?n que concede el Ministerio de Cultura y est? dotado de 125.000 euros. La ministra ?ngeles Gonz?lez-Sinde la defini? como una escritora ?con un mundo propio y un lenguaje propio? y justific? el premio por el ?magisterio demostrado como escritora realista y con proyecci?n a lo fant?stico?. Su compromiso ?tico y moral tambi?n influy? en la decisi?n del jurado.
Seg?n la ganadora, queda algo pretencioso decir que es un premio a toda una carrera. Pero ?yo lo tomo como un reconocimiento no tanto a la calidad literaria como a la entrega y a la dedicaci?n?, relat?. Aun as?, dijo, ?uno no escribe para ganar premios; si te lo dan es maravilloso, pero no escribes para ganar; hay quien lo hace, yo no?. Porque Matute, que empez? a escribir con cinco a?os, afirm? que ha dado ?toda la vida o casi toda a escribir?. ?Lo he hecho desde peque?a, contra viento y marea, porque ha habido momentos de mi vida que han sido muy dif?ciles, pero he tirado hacia adelante?, se?al?.
Recuerda con tristeza los a?os duros junto a su primer marido, el escritor Eugenio de Goicoechea. ?He sufrido mucho en la vida -reconoci?-. La vida pasa factura?. ?Siempre he querido comunicar la p?rdida; en todas mis obras, desde mi primer cuento, se respira la misma sensaci?n. Porque vivir es ir perdiendo cosas?, dijo. ?Y la vida es magia y misterio?, concluy?.

Tom?s Garc?a YebraLa ni?a que nunca quiso crecer
Autor: Tom?s Garc?a Yebra

La infancia, una etapa que ?nos marca para siempre, lo queramos o no?. Todav?a no ha querido salir de ella. A?n sigue en ese ?para?so de la imaginaci?n?, a pesar de que en su biograf?a no fue un camino de rosas. Cuando estall? la Guerra Civil, Ana Mar?a Matute estaba a punto de cumplir 11 a?os. Pero su ni?ez ya hab?a sido un tormento. Aunque creci? en una familia burguesa, a los cinco a?os sufri? una infecci?n de ri??n que casi acaba con su vida. A esa edad escribi? su primer cuento, El duende y el ni?o . A los ocho a?os volvi? a padecer otra grave enfermedad y sus padres la enviaron con los abuelos.La ni?a, carente de esa alegr?a de la que gozan los cr?os con salud, comenz? a gestar un car?cter so?ador y retra?do. La Guerra Civil, en los albores de la adolescencia, fue otra bofetada de angustia y tristeza. Esos primeros a?os de ensimismada vida le bastaron para crear un mundo propio Ana Mar?a Matute, feliz tras saber que era el Premio Cervantesde recuerdos y fantas?as, tambi?n de dolor y amargura.Acad?mica de la lengua y poseedora de importantes premios, la escritora se dio a conocer con Los Abel ( 1948), una radiograf?a de una familia de cinco hermanos en la posguerra. La novela se public? 11 a?os despu?s y obtuvo el Premio Planeta (1954).Esa mirada ?hu?rfana de afectos?, dentro de una Espa?a destrozada, dio origen a la ?generaci?n de los ni?os asombrados? y los ?adolescentes n?ufragos?, expresiones acu?adas por ella. Para muchos cr?ticos, lo mejor de su producci?n (12 novelas y varios vol?menes de cuentos) lo constituye la trilog?a Los Mercaderes, formada por Primera memoria, Los soldados lloran de noche y La trampa. En 1972, se cas? con el escritor Ram?n Eugenio Goicoechea, de quien se separ? en 1963. Ana Mar?a Matute tiene cara de abuela bondadosa, pero la fortuna le neg? los nietos. ?Es una de mis grandes frustraciones; me gustar?a haberles podido leer alg?n cuento?. Ni a su hijo se los pudo contar. El marido consigui? la custodia y ella qued? sumida en un prolongado silencio vital y literario.
Renovada la ilusi?n, en 1984 public? S?lo un pie descalzo ( Premio Nacional de Literatura Infantil). En 1996, apareci? Olvidado rey Gud?, un bombazo editorial, una historia de emociones y aventuras fant?sticas que es el ?libro favorito? de Matute.

C?sar CasalLa dama de las letras
Autor: C?sar Casal

Ella es la dama y yo soy el vagabundo que ha rastreado sus libros. Es un hada buena. Un trasgo travieso de los bosques. Su melena de nieve y su prosa de ensue?o merecen todas las distinciones. Ana Mar?a Matute es premio de las Letras, justo cuando en primavera publicar? nuevo libro: Para?so inhabitado . La Matute se cay? de otra galaxia. Escribir para ella es atravesar el espejo y emboscarse en la fantas?a. Muchos de sus libros son de una triste tristeza que lleva a las l?grimas. Llorar es una terapia. Su pr?ximo trabajo tiene una primera frase de las que quedar?n: ?Nac? cuando mis padres ya no se quer?an?. Y as? fue que se refugi? en los cuentos. Su imaginaci?n creci? en la oscuridad del cuarto oscuro. Ana Mar?a Matute en los a?os 70 del siglo pasadoTartamuda, ni?a rara, la tartamudez se le pas? en los bombardeos de la guerra. Se agarraba a la mano de sus padres y hermanos junto a la pared maestra. Perdi? la custodia de su hijo y, muchos a?os despu?s, sufri? larga depresi?n sin motivo. La peor depresi?n. ?Del sufrimiento se aprende si sobrevives?. Recibi? la noticia del premio con el f?mur partido. Los ni?os pueden descifrar su magia en El poliz?n de Ulises o S?lo un pie descalzo . Est? su trilog?a sobre la Edad Media, ?la vida en estado puro?. Ella solo cree en el Rey Arturo. Y se considera muy europea, ?yo he sido de Europa siempre, desde que le?a a Andersen de ni?a?. Ana Mar?a Matute dice: ?Yo no vivo, floto?. Y pienso que flota con la fantas?a como otros se colocan con las drogas. Su obra es de ?llorar much?simo? y hay un libro, Los ni?os tontos , que es tremendo. A la altura del Alfanhu? , ese evangelio de Ferlosio. Ella sali? adelante de una infancia dura porque ve?a estrellas en las l?mparas y un unicornio que caminaba por el pasillo. Perder la inocencia es perder la isla, lo que nos salva de ahogarnos. Con Matute hacemos pie.

Luis PousaUna voz de poderosa seda
Autor: Luis Pousa

Entre el muy literario barrio barcelon?s de Gracia y el venerable sill?n K de la Real Academia Espa?ola deambula, con su bulliciosa imaginaci?n elevada a la en?sima potencia, Ana Mar?a Matute, esta ni?a de 85 a?os que suma ahora su nombre a la exquisita n?mina del Premio Cervantes. Si en este pa?s no fu?ramos como somos, hace ya tiempo que ?la Matute?, como a ella misma le gusta llamarse, tendr?a en sus anaqueles el gran galard?n de las letras espa?olas. Y, si no fu?ramos como somos, ser?a inimaginable que solo otras dos escritoras, Mar?a Zambrano y Dulce Mar?a Loynaz, hubieran alcanzando antes esta distinci?n. Claro que Ana Mar?a Matute est? acostumbrada a abrir puertas selladas. Fue la tercera mujer, en tres siglos de historia, en franquear el umbral de la RAE y ahora es la tercera en a?adir el Cervantes a su palmar?s, en el que solo se echan en falta ya el Pr?ncipe de Asturias de las Letras y un Nobel demasiado escurridizo para quien no entiende de capillas y se define a s? misma como ?un lobito estepario?.A Matute, dama de la prosa triste y m?gica, hay que leerla, entre infinitas razones, porque ha sabido pintar una Edad Media muy distante de Ana Maria Matute en su casaesos t?picos oscurantistas que consideran aquella ?poca una especie de mazmorra o c?mara de tortura en la que la ?nica luz visible es la que escupen las antorchas de los verdugos. El Medievo de la gran narradora no es tampoco la fantas?a r?nica de Tolkien, pero s? quiz?s el universo de aquel Rey Arturo de leyenda del que los gallegos, adheridos a la imaginer?a deslumbrante de Cunqueiro y Ferr?n, hemos heredado algo m?s que un pu?ado de relatos, tal vez una est?tica de la que nos hemos contagiado por los siglos de los siglos. Asomarse a la narrativa de Matute es, sobre todo, zambullirse en esa trilog?a fabulosa que forman sus novelas medievales: La torre vig?a , Olvidado rey Gud? y Aranmanoth , donde explora con destreza las brumas y herrumbres de aquel tiempo en que se mezclaban, en heterodoxo cambalache, dudas, doctrinas, erudici?n y crueldades sin l?mites.
Cuando dentro de unos d?as se apaguen las fanfarrias del Cervantes conviene abrir un libro y quedarse a solas con la voz de poderosa seda de Ana Mar?a Matute.

Fuente: La Voz de Galicia e Im?genes Google. Foro PlanetaBlanco.


Tags: Ana María Matute, escritora, Premio Cervantes

Publicado por Fransaval @ 21:39
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios

Aquí les dejo este magnífico trabajo de La Voz de Galicia sobre esta maravillosa mujer y escritora. Enhorabuena.

Publicado por Fransaval
Jueves, 25 de noviembre de 2010 | 21:41