Mi?rcoles, 03 de febrero de 2010

 

En un principio cre? Dio ...

A las puertas del para?so

Ahora que el primer mundo anda liado en la globalizaci?n de la pol?tica y la econom?a, con consecuencias nefastas en ambos frentes. Vease la pol?tica de intervenci?n en Irak o Afganist?n, por ejemplo, que lleva a un choque irreconciliable de culturas y religiones. Y en la globalizaci?n del cambio clim?tico y cultura medioambiental, consecuencia directa de la vor?gine consumista de las potencias denominadas occidentales.

La falta de recursos y de unas pol?ticas solidarias, pondr? a la sociedad de los pa?ses de la primera l?nea al borde de una revoluci?n silenciosa, pero no por ello m?s perniciosa, que abocar? en una guerra de intereses que llevar? a la ruina a buena parte de ellos. De ah?, que las nuevas naciones emergentes, China, Brasil, India, ..., preocupen sobremanera a los ogros del orden mundial, por la inmensidad de recursos propios que guardan dentro de sus fronteras. 

Llega entonces, la hora de mirar para el tercer mundo, donde se encuentra el para?so de las generaciones futuras.

El tremendo d?a cuando el mismo Dios,

no tendr? clemencia ni piedad de nos,

abre los ojos y ver? la luz

y en el mismo instante al Ni?o Jes?s,

que puesto en la cruz, padeci? por nos.

Hasta ahora, fue el hemisferio norte de este planeta, el que llev? la voz cantante merced a unas civilizaciones que basaron sobremanera sus conocimientos en el expansionismo imperialista y colonial. Un expansionismo que busc? doblegar otras civilizaciones y culturas, incluso m?s antiguas, que se desarrollaron m?s en el contexto del bienestar local. Por ejemplo, la civilizaci?n ateniense era m?s localista, hasta que Macedonia toma el relevo bajo la espada de Filipo y luego su hijo Alejandro Magno y piensan en Grecia como naci?n y la expanden hasta los confines del mundo conocido, tras el sometimiento del imperio persa.
Anteriormente o en la misma ?poca, egipcios, sirios, turcos, etc., apenas hab?an promovido el correr un poco sus fronteras. Roma toma el relevo y marca un nuevo tiempo, que tendr?a en los imperios espa?ol y brit?nico sus mejores imitadores, llevando a la pr?ctica el m?s duro poder pol?tico y econ?mico colonial.
Llega luego la hora de EE.UU de imponer un nuevo orden mundial bajo el poder b?lico y econ?mico, que tras las dos confrontaciones mundiales, no tuvo parang?n en civilizaciones anteriores.

Pero todo tiene su fin y los excesos marcan la pauta del juicio final.

Toca la trompeta el ?ngel San Miguel,

que vivos y muertos, acudan a ?l ...

Ante el holocausto final, las naciones toman posiciones. Y miran hacia el hemisferio sur. ?frica y Sudam?rica son las panaceas y el para?so de la subsistencia de las generaciones futuras. No tanto Asia, ya que las superpoblaciones de pr?cticamente todos sus pa?ses, con China y la India con casi la mitad de la poblaci?n mundial, y Jap?n, que con una superficie de apenas 370 mil Km2 y 127 millones de habitantes (el d?cimo m?s poblado del mundo), se sostiene con una econom?a en el alambre del equilibrista al estar basada en la exportaci?n a los socios ricos.
El continente negro, soport? las racias de la esclavitud blanca. Una lacra que le priv? de los m?s j?venes y fuertes, sumi?ndole en el subdesarrollo. Su propio orden pol?tico, basado en una sociedad de poderes trivales, le hace subsistir en continuo conflicto. Lo que aprovecharon las potencias extranjeras para esquilmarles buena parte de los recursos naturales, sin que repercutieran en ellos los beneficios.
Pero su potencial es inmenso. La riqueza de su subsuelo en materiales de primera l?nea de consumo en la tecnolog?a actual, y que sus productivas planicies permanezcan pr?cticamente v?rgenes, convierten al continente negro en el almac?n del futuro. ?Os parasteis a pensar en los recursos que puede generar un continente que es capaz de tener manadas en libertad de ?us, cebras, ..., etc., que superan los dos millones de individuos? Y que pisan sobre petr?leo, diamantes, platino, circonio, ..., etc., etc., imprescindibles en la industria inform?tica, ..., etc.
Por su parte, Sudam?rica, que hace 40-50 a?os ya fue el foco de la emigraci?n europea, atesora un potencial sobre y bajo su terreno, inimaginable. Tan solo, la Selva Amaz?nica, superior en extensi?n a todo el continente europeo inclu?da Siberia, guarda en su interior m?s recursos que el resto del mundo. Y hablamos de petr?leo, gas, ..., y minerales como el oro, y todos los conocidos y por conocer.
Por citar alg?n ejemplo m?s de econom?a natural, la Pampa Argentina, las planicies de Uruguay o Chile, pueden generar la tercera parte del consumo mundial de carne.
Por ?ltimo, el cambio clim?tico traera consecuencias terribles para el hemisferio norte, en cuanto a fr?o. Algo que beneficiar? sobremanera a los pa?ses del hemisferio centro y sur, al hacer m?s benigno su clima, que ahora sufre con sus altas temperaturas.
Por lo tanto, para finalizar, es la hora de pagar la deuda con estos pa?ses si queremos tener una nueva oportunidad (... y van ?) de seguir disfrutando de este marivilloso planeta llamado tierra. ?O, ...!

Se pondr? el cielo de color de sangre,

 se pondr? la tierra de color de alambre,

y habr? mucha hambre, por orden de Dios.

 

?Qu? piensas de que el para?so futuro pasa por el Tercer Mundo?

Tu comentario en Mi Libro de visitas: Volver al libro de visitas
Volver P?gina Principal web:
 Volver al website


Tags: Actualidad

Publicado por Fransaval @ 9:36
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Cost? su trabajo, pero ah? est?. Ahora toca valorarlo y si tiene fondo, aprovecharlo.
Publicado por Fransaval
Mi?rcoles, 03 de febrero de 2010 | 9:40